Origen > DEP Primera > DEPweb > Módulos de Aprendizaje > Tasa de Crecimiento de la Población > Versión de la impresión
Tasa de Crecimiento de la Población
Lea el texto y después complete los ejercicios que están al final.

¿Lo sabías?

  • En los países de ingreso bajo más de la tercera parte de la población tiene menos de 15 años de edad, mientras que en los países de ingreso alto menos de la quinta parte de la población tiene esas edades.
  • La población del mundo crece a razón de 200.000 personas por día.
  • Entre 1980 y el año 2030 se duplicará con creces la población de los países de ingreso bajo y mediano --a 7.000 millones--, y la población de los países de ingreso alto será de 1.000 millones.
  • En los próximos 35 años, se agregarán 2.500 millones de personas a la población actual de 6.000 millones.

Tasa de Crecimiento de la Población

Mapa.

La tasa de crecimiento de la población (TCP) es el aumento de la población de un país en un período determinado, generalmente un año, expresado como porcentaje de la población al comenzar el período. Refleja el número de nacimientos y muertes ocurridos durante el período y el número de inmigrantes y emigrantes del país.

Gráfico 1.

Entre 1980 y 2000 la población mundial total creció de 4.400 millones a 6.000 millones. En el año 2015, se agregarán por lo menos otros 1.000 millones de personas, con lo que el total será de mas que 6.900 millones. El Gráfico 1 muestra que la mayor parte de este crecimiento se ha producido, y seguirá produciéndose así, en el mundo en desarrollo. En 1998, el 85% de la población mundial --más de 4 de cada 5 personas-- vivía en países de ingreso bajo y mediano; en el año 2015 esa proporción será de 6 de cada 7.

Tendencias mundiales en las tasas de crecimiento de la población

Las tasas de mortalidad y natalidad han disminuido en las últimas décadas. Las personas viven más años en los países industriales y en desarrollo desarrollo debido al mayor acceso a la inmunización, a la atención primaria de la salud, y a los programas de erradicación de enfermedades. Muchos padres se están dando cuenta de que a medida que mejoran las condiciones de salud, es más probable que sobrevivan más de sus hijos, de manera que están decidiendo tener menos bebés. El mayor acceso a la planificación de la familia está ayudando a controlar el número de hijos y el tiempo que transcurre entre los nacimientos de sus hijos. Además, gracias al mayor acceso a la educación y al empleo, son más las mujeres que están formando sus familias a mayor edad y están teniendo menos hijos, pero más sanos.

Gráfico 2.

Debido a la desaceleración de las tasas de natalidad, las tasas de crecimiento de la población han comenzado a disminuir en muchos países, aunque siguen en algunos siendo altas porque no han bajado con la misma rapidez que las tasas de mortalidad. Como puede verse en el Gráfico 2, la tasa de crecimiento de la población sigue siendo más alta en los países de ingreso bajo y mediano que en los países de ingreso alto. Aunque la tasa de crecimiento de la población ha estado disminuyendo en estos países, el número de personas que se agrega a la población todos los años ha ido aumentando porque la base demográfica se ha vuelto mayor.

Ímpetu demográfico

La falta de equilibrio entre las tasas de natalidad y mortalidad es particularmente pronunciada en muchos países en desarrollo en los que se está registrando un ímpetu demográfico. Este fenómeno se produce cuando una gran proporción de la población de un país está en edad de procrear. Incluso si la tasa de fecundidad de las personas que viven en los países en desarrollo alcanza el nivel de reemplazo, es decir, si las parejas tienen el número de hijos suficiente para reemplazarlos cuando mueran, durante varias décadas el número absoluto de personas que nacen seguirá siendo superior al número de personas que mueren.

Gráficos 3.1 and 3.2
Los Gráficos 3.1 y 3.2 muestran la composición de la población por edad y por sexo en los años 2000 y 2030 en los países de ingreso bajo y alto. Como puede observarse en el Gráfico 3.1, en los países de ingreso bajo existe una gran diferencia entre el porcentaje de personas en edad de procrear y los adultos de edad más avanzada. Una vez que ese grupo joven pasa la edad de procrear, el ímpetu se reduce y la población puede comenzar a estabilizarse, de manera que se equilibran los nacimientos y las muertes (suponiendo que las tasas de fecundidad permanecen en los niveles de reemplazo o por debajo de ellos). En muchos países de ingreso alto ocurre lo contrario; las tasas de natalidad ya han venido siendo bajas durante varias décadas y la población se ha estabilizado o, en algunos casos, ha comenzado a disminuir.

¿Cómo afecta a un país la edad de su población?

En los países de ingreso bajo más de la tercera parte de la población tiene menos de 15 años, mientras que en los países de ingreso alto menos de la quinta parte de la población tiene esas edades. Esto significa que una proporción mayor de la población de los países de ingreso bajo es demasiado joven como para trabajar y, en el corto plazo, depende de los que pueden trabajar.

Foto 1.

Pero también la transición a tasas de crecimiento de la población más bajas puede crear problemas. Al desacelerarse el crecimiento, aumenta la edad promedio de la población y, con el tiempo, aumentará la proporción de personas de edad avanzada que no trabajan. Esto ejerce gran presión sobre la población en edad de trabajar y sobre los sistemas de jubilación, atención de la salud y seguridad Sociales de los países. Este es uno de los problemas que tienen actualmente algunos países de ingreso alto y que pueden tener los países en desarrollo en el futuro si las tasas de crecimiento de la población continúan disminuyendo.

Movimiento de personas

Los movimientos migratorios internacionales revisten gran importancia desde los puntos de vista Sociales, económico y político, tanto en los países que pierden ciudadanos que emigran, como en los países que reciben inmigrantes. Aunque a menudo se presta atención al número de personas que emigran de países en desarrollo a países industriales, actualmente la mayoría de los movimientos migratorios mundiales tiene lugar entre países en desarrollo

La urbanización también es importante. En casi todos los países en desarrollo se registra un rápido crecimiento de las ciudades. En 1960, menos del 22% de la población del mundo en desarrollo vivía en las ciudades, pero en 1990 este porcentaje había aumentado al 34%, y en el año 2015 se prevé que será superior al 48%.

El movimiento de personas de las zonas rurales a las urbanas puede dar como resultado una mayor producción de bienes y servicios, pero también puede crear congestionamiento, contaminación y una mayor demanda de viviendas, agua potable, instalaciones sanitarias, zonas de esparcimiento, transporte público, atención de la salud y educación. Cuando la rápida emigración a las ciudades reduce la capacidad de los gobiernos para proporcionar estos servicios necesarios, el resultado puede ser un nivel de vida más bajo para todos.

Crecimiento de la población, economía y medio ambiente

Debido a las rápidas tasas de crecimiento de la población, los países pueden tener dificultades para elevar los niveles de vida y proteger el medio ambiente, porque cuanto mayor es el número de personas, tanto mayores serán las necesidades de alimentos, atención de la salud, educación, vivienda, tierra, puestos de trabajo y energía. Cuando aumenta la población de un país, la riqueza debe distribuirse entre más personas, lo que hace que disminuya el PNB per cápita, por lo menos en el corto plazo.

Foto 2.

La atención de las necesidades de una población en rápido crecimiento puede ser un gran desafío para la capacidad de un país de administrar sus recursos naturales de manera sostenible. Por ejemplo, la gente puede no tener acceso a agua potable porque un número cada vez mayor de hogares, granjas y fábricas utilizan cada vez más agua. Puede producirse deforestación al cortarse árboles para conseguir leña para cocinar, madera para la construcción o tierras para pastoreo y tareas agrícolas. Puede producirse desertificación al agotarse los nutrientes de las tierras que han sido intensamente cultivadas al desaparecer los árboles cuyos sistemas de raíces afirmaban el suelo. La atmósfera puede contaminarse al aumentar el número de personas que vive en las ciudades y el de automóviles, al utilizar la gente cada vez más energía y los países al seguir industrializándose.

Estrategias para el cambio: modificación de las tasas de crecimiento de la población

Los padres generalmente tienen más hijos cuando temen que mueran varios de sus bebés, cuando necesitan brazos para trabajar en las granjas o empresas familiares, cuando quieren asegurarse de que alguien los cuide en la vejez y cuando no tienen el acceso deseado a la educación y a la planificación de la familia.

La experiencia demuestra que tres de las estrategias más eficaces para reducir las tasas de fecundidad son asegurar que la gente 1) tenga mayor acceso a la atención primaria de la salud y a los servicios de planificación de la familia, 2) reciba educación básica, especialmente en el caso de las niñas y las mujeres y 3) tenga servicios públicos que la protejan en la vejez, cuando está enferma o desempleada.

Tasa de Crecimiento de la Población Highlights

Las tasas de crecimiento de la población son mucho más altas en la mayoría de los países de ingreso bajo y mediano que en la mayoría de los países de ingreso alto.
Las tasas de crecimiento de la población han disminuido en las últimas décadas en los países de ingreso bajo y mediano, pero siguen siendo altas porque las tasas de natalidad no han bajado con la misma rapidez que las tasas de mortalidad.
En el año 2015 habrá un número superior a mil millones de personas más en el mundo que en 2000 ya que la población aumentará de 6.000 millones a 7.100 millones), y seis de cada siete de esas personas vivirán en países de ingreso mediano y bajo.
Aunque la tasa de crecimiento de la población de los países en desarrollo ha estado disminuyendo durante varios decenios, el número de personas que se agregan a la población cada año ha ido aumentando porque la base demográfica se ha vuelto mayor.
Los países que tienen una gran proporción de su población en edad de procrear generalmente experimentan un ímpetu demográfico. Incluso si las parejas sólo tienen el número de hijos suficiente para reemplazarlos cuando mueran, la población continuará creciendo y no se estabilizará hasta que el grupo más joven llegue a una edad en que ya no pueda tener hijos.
Las tasas de natalidad por lo general bajan cuando los padres tienen acceso a métodos de planificación de la familia, a servicios de atención de la salud, a la educación y al empleo.
El crecimiento de la población puede hacer más difícil mejorar los niveles de vida en algunos países y puede ejercer presión sobre el medio ambiente.

Dos de las estrategias más eficaces para reducir las tasas de fecundidad son proporcionar más acceso a la atención primaria de la salud y promover la educación de las niñas y las mujeres.

Explore el texto:

Sus comentarios | Ayuda | Índice | Buscar
© 2002 Grupo del Banco Mundial. Reservados todos los derechos. Condiciones | Política de confidencialidad