Origen > DEP Primera > DEPweb > Más Allá Crecimiento Económico > Español > Capítulo VI
 
Más Allá Crecimiento Económico
Índice | Introducción | Glosario | Clasificación de las economías | Cuadros de datos
Capítulos: I | II | III | IV | V | VI | VII | VIII | IX | X | XI | XII | XIII | XIV | XV | XVI | XVII

Capítulo VI. Pobreza

Discussion PromptEl concepto de pobreza varía de un país a otro. En términos generales, cuanto más rico es un país, más alta es la línea que fija para demarcar la pobreza. Para poder efectuar comparaciones internacionales, el Banco Mundial ha establecido una línea internacional de pobreza de $1 al día por persona, a precios de 1985, ajustados para tener en cuenta la paridad del poder adquisitivo. De acuerdo con esta medición, la proporción de pobres en la población mundial —quienes viven con menos de $1 por día— descendió levemente entre 1987 y 1993, pues pasó del 30% al 29%. Pero el número absoluto de pobres aumentó de 1.200 millones a 1.300 millones, y otros 2.000 millones de personas se encuentran en una situación apenas mejor.

Geografía de la pobreza


La mayor parte de los pobres del mundo viven en Asia meridional (39%), Asia oriental (33%, la mayoría de ellos en China e Indochina) y África al sur del Sahara (17%). Asia meridional presenta también la mayor incidencia de pobreza (43% de su población), seguida de África al sur del Sahara (39%; Gráfico 6.1). Entre los países en los cuales más de la mitad de la población se halla por debajo de la línea internacional de pobreza se cuentan Guatemala, Guinea-Bissau, India, Kenya, Lesotho, Madagascar, Nepal, Níger, Senegal y Zambia (Mapa 6.1 y Cuadro de datos 1).

Los analistas han descubierto una fuerte relación positiva entre el crecimiento económico y la reducción de la pobreza. Por ejemplo, en Asia oriental (excluida China), donde se encuentran las economías que crecen con mayor velocidad en el mundo, la proporción de la población que vive en la pobreza disminuyó del 23% en 1987 a menos del 14% en 1993. Pero en África al sur del Sahara, donde predominó, en ese período, un crecimiento negativo del PNB per cápita, prácticamente no hubo variación en la incidencia de la pobreza.
 

El círculo vicioso de la pobreza

En general, los economistas suponen que el deseo de la gente de ahorrar para consumir en el futuro aumenta con los ingresos. Cuanto más pobre es una persona, menos recursos tiene para planificar su futuro y ahorrar. La misma lógica se aplica a las empresas y los gobiernos. Por ello, en los países pobres, donde la mayor parte del ingreso se debe gastar en satisfacer las necesidades del momento —en muchos casos, acuciantes— el ahorro La escasez de ahorro constituye una traba para la crucial inversión interna tanto en capital físico como en capital humano. Sin inversiones nuevas, la productividad de la economía no puede mejorar y no pueden aumentar los ingresos. De este modo, se cierra el círculo vicioso de la pobreza (Gráfico 6.2). Entonces, ¿están los países pobres condenados a seguir siendo pobres?

Discussion PromptLos últimos datos sobre inversión interna bruta en Asia oriental parecen indicar que no es así. A pesar de que, en la región, el PNB per cápita inicial era bajo, el ahorro interno bruto y la inversión interna bruta eran elevados e iban en aumento hasta la crisis financiera de 1998 (Gráfico 6.3). Los especialistas siguen tratando de explicar este fenómeno. En términos generales, sin embargo, muchos de los factores que alientan a la gente a ahorrar e invertir son bien conocidos; entre ellos se cuentan la estabilidad política y económica, un sistema bancario confiable y una política oficial favorable.

Además de la inversión interna, la inversión extranjera puede ayudar a los países en desarrollo a romper el círculo vicioso de la pobreza, en especial si va acompañada de transferencias de tecnología de vanguardia de los países desarrollados. La oportunidad de beneficiarse de la inversión y la tecnología extranjeras muchas veces se menciona como "la ventaja del atraso", que debería, al menos en teoría, permitir a los países pobres desarrollarse más rápidamente de lo que, en su momento, progresaron los países industriales de la actualidad. Sin embargo, muchas de las condiciones necesarias para atraer inversión extranjera a un país son las mismas que se requieren para estimular la inversión interna.

Discussion PromptUn clima propicio para las inversiones se compone de muchos factores que hacen que sea más redituable y menos riesgoso invertir en un país que en otro. La estabilidad política es uno de los más importantes. Tanto los inversionistas nacionales como los extranjeros desisten ante el peligro de una conmoción política y ante la perspectiva de que un nuevo régimen pueda exigir impuestos punitivos o expropiar bienes de capital. Como consecuencia, el país donde se produjera esa situación podría caer en otro círculo vicioso, como hemos visto históricamente en algunos países latinoamericanos (Gráfico 6.4). La inestabilidad política ahuyenta las inversiones nuevas; ello impide que la economía crezca rápidamente y que la situación económica de la población mejore, lo cual genera más descontento con el régimen político imperante y aumenta la inestabilidad política. Este círculo vicioso de inestabilidad política puede convertirse en un serio obstáculo para la reactivación del desarrollo económico y la reducción de la pobreza..

Sus comentarios | Ayuda | Índice | Buscar
© 2002 Grupo del Banco Mundial. Reservados todos los derechos. Condiciones | Política de confidencialidad