THE WORLD BANK GROUP

A World Free of Poverty

Development Education Program
Beyond Economic Growth
left
eee











Capítulos: Introducción I II III IV V VI VII VIII IX X XI XII XIII XIV XV XVI XVII

Capítulo IX. Crecimiento del sector de los servicios

Pregunta para Discutir Todo lo que crece también modifica su estructura. Así como un árbol, al desarrollarse, cambia constantemente la forma, el tamaño y la configuración de sus ramas, una economía en crecimiento varía las proporciones e interrelaciones entre sus sectores básicos (sector agropecuario, industria y servicios) y entre otros sectores (rural y urbano, público y privado, orientado al mercado interno y a la exportación) (véanse los Capítulos 10, 11 y 12). ¿Hay patrones comunes que permitan determinar cómo varían las economías en crecimiento? ¿Qué cambios deberían promoverse y qué cambios habría que desalentar? Reflexionemos sobre estas preguntas al leer este capítulo y los tres siguientes.

Industrialización y postindustrialización

La estructura de una economía se puede analizar comparando la participación de sus tres sectores principales —sector agropecuario, industria y servicios— en la producción total del país (Gráfico 9.1) y en el empleo1. Al principio, el sector más importante de una economía en desarrollo es el agropecuario, pero, a medida que el ingreso per cápita aumenta, este sector va perdiendo terreno, en primer lugar frente a la industria y más adelante frente a los servicios. Estos dos cambios consecutivos se denominan industrialización y postindustrialización (o "desindustrialización"). Es probable que todas las economías en crecimiento atraviesen estas etapas, que se pueden explicar por los cambios estructurales en la demanda de los consumidores y en la productividad relativa de la mano de obra de los tres sectores principales de la economía.


Industrialización

A medida que el ingreso de las personas aumenta, la demanda de alimentos —el principal producto del sector agropecuario— alcanza su límite natural y comienza a aumentar, en términos relativos, la demanda de bienes industriales. Al mismo tiempo, con las nuevas técnicas y maquinarias agrícolas, la productividad de la mano de obra aumenta más rápidamente en la agricultura que en la industria, de modo que el precio de los productos agropecuarios baja y la participación de éstos en el producto interno bruto (PIB) disminuye aún más. La misma evolución en la productividad relativa de la fuerza de trabajo también reduce la necesidad de trabajadores para el sector agropecuario, mientras que se incrementa el número de puestos de trabajo en la industria. Como consecuencia, la participación de la producción industrial en el PIB aumenta a expensas de la producción agropecuaria, y se observa un predominio de las oportunidades de empleo en la industria.

Postindustrialización

Según van aumentando los ingresos, las necesidades se vuelven menos "materiales" y la gente comienza a demandar más servicios, en los campos de la salud, la educación, el entretenimiento y muchos otros. La productividad de la fuerza de trabajo en el sector de los servicios no aumenta con la misma rapidez que en el sector agropecuario y en la industria, porque la mayoría de los empleos no se pueden cubrir con máquinas. Por ello, los servicios son más caros en relación con los bienes agropecuarios e industriales, lo que aumenta su participación en el PIB. La escasa mecanización de los servicios también explica por qué el empleo en este sector sigue creciendo; en la industria y el sector agropecuario, en cambio, estÁdisminuyendo, porque el progreso tecnológico incrementa la productividad de la mano de obra y provoca la eliminación de puestos de trabajo (Gráfico 9.2). Finalmente, el sector de los servicios desplaza al sector industrial de su lugar preponderante en la economía.

En la actualidad, la mayoría de los países de ingreso alto estÁen etapa de postindustrialización —dependen menos de la industria— mientras que la mayor parte de los países de ingreso bajo se están industrializando, es decir, estÁaumentando su dependencia de la industria (Gráfico 9.3). Pero incluso entre estos últimos, el sector de los servicios estÁcreciendo en relación con el resto de la economía (Cuadro de datos 2). A mediados del decenio de 1990, los servicios representaban casi dos tercios del PIB mundial (Mapa 9.1), frente a la mitad, aproximadamente, en los años ochenta.



Crecimiento del sector de los servicios y sostenibilidad del desarrollo

Pregunta para Discutir El sector de los servicios produce bienes "intangibles", algunos bien conocidos —como la administración pública, la atención de la salud y la educación— y otros bastante nuevos —como las comunicaciones modernas, la información y los servicios empresariales—. La producción de servicios requiere relativamente menos capital natural y más capital humano que la producción de bienes agropecuarios o industriales. Como resultado, se ha incrementado la demanda de trabajadores más instruidos; esto ha llevado a los países a invertir más en educación, lo que beneficia a la población en general. Otro beneficio del crecimiento del sector de los servicios es que éste, al utilizar menos recursos naturales que el sector agropecuario o la industria, afecta menos el medio ambiente local, regional y mundial.

Conservar el capital natural y formar el capital humano puede contribuir a que el desarrollo mundial sea más sostenible, desde el punto de vista tanto social como ambiental. Sin embargo, la expansión del sector de los servicios no constituirÁuna solución milagrosa para el problema de la sostenibilidad, porque para cubrir las necesidades de la creciente población mundial también debe haber desarrollo agropecuario e industrial.

Dificultades de las economías en transición

En las antiguas economías de planificación centralizada, el sector de los servicios estaba escasamente desarrollado, porque el Estado controlaba la oferta y no lograba satisfacer la demanda creciente de servicios. Además, muchos servicios modernos que cumplen una importante función en las economías de mercado —como los financieros, empresariales e inmobiliarios— no eran necesarios bajo el régimen socialista. Durante la transición de estos países a la economía de mercado, los sectores de servicios se han ampliado rápidamente para atender la demanda previamente insatisfecha y las necesidades del incipiente sector privado.

El crecimiento de los servicios es particularmente importante para las economías en transición porque les permite dar empleo a una parte de la fuerza de trabajo instruida que, de otro modo, podría estar desocupada debido a la crisis económica. Por ello, la expansión de los servicios, además del constante apoyo público a la salud y la educación, puede ayudar a los antiguos países socialistas a conservar el capital humano que serÁcrucial para su desarrollo postindustrial.

Piensen ustedes en las industrias de servicios que consideran de especial importancia para el desarrollo sostenible de su país, desde distintas perspectivas: económica, social y ambiental.


1 PEl sector agropecuario comprende la agricultura, la ganadería, la silvicultura, la caza y la pesca. La industria incluye la actividad fabril, la minería, la construcción, la electricidad, el agua y el gas. Los servicios abarcan todas las otras actividades económicas, como el comercio, el transporte y las comunicaciones; los servicios financieros, públicos y empresariales; y los servicios personales, sociales y comunitarios.






Capítulos: Introducción I II III IV V VI VII VIII IX X XI XII XIII XIV XV XVI XVII







Copyright © 2000 The International Bank for Reconstruction and Development/The World Bank.
All rights Reserved.
Footer